Sigueme por email

viernes, 10 de abril de 2015

NO HAY TRABAJO

<<No hay trabajo>>. Es la queja más habitual de los vecinos y vecinas de nuestra ciudad…<<Los políticos no hacen nada por Linares>>, nos cuentan las personas que se paran a escucharnos, cuando salimos a la calle a repartir información sobre nuestro partido…
El error radica en pensar que el Ayuntamiento es una agencia de empleo. La tarea de un consistorio no reside en proporcionar puestos de trabajo, no tiene ni los recursos, ni la autonomía suficiente. Pero lo que sí puede hacer es crear los mecanismos que fomenten y favorezcan la iniciativa empresarial, eliminar las trabas administrativas, mediar entre las administraciones autonómica y nacional para orientar sus actuaciones en infraestructuras, en el sentido más lógico, racional  y eficiente, favoreciendo un contexto de desarrollo que abarque en la medida de lo posible el ámbito de influencia de cada localidad concreta. Y por supuesto, esto no lo puede hacer a espaldas de los colectivos sociales y económicos de la ciudad, sin contar con la ciudadanía, sólo considerando que una mayoría absoluta o consensuada con otra fuerza minoritaria en el consistorio, es suficiente.
Luego está la realidad, que no es otra que, de aproximadamente 42.000 habitantes que conforman la población activa de Linares, tienen un empleo  sólo 11.000. Si restamos las casi 4000 personas que están prejubiladas o tienen alguna incapacidad permanente, resulta que casi el 71% de la población activa de Linares se encuentra en situación de desempleo. Podemos seguir haciendo números. Los jóvenes de entre 18 y 30 años suman la cifra redondeada de 12.000, de los cuales, algo más de 3.500 desempeñan una ocupación remunerada, en unas condiciones leoninas y carentes de los derechos laborales mínimos, con salarios irrisorios y precariedad en sus contratos.
Linares es una ciudad con un alto potencial humano que está a punto de caer al vacío, como en un nuevo episodio del <<pozo de San Vicente>> .Nuestro potencial de progreso y desarrollo económico y social se ha visto reducido al turismo de ruta y la hostelería. El comercio apenas resiste los embates de la crisis, agravado por las paupérrimas “campañas de la aceituna” <<Ni para San Antón, han venido este año a comprar los arquilleros>> - me decía el otro día un amigo que regenta una tienda de moda-. Santana ya es historia, y el Plan Linares Futuro, una quimera que duerme el sueño de los justos; aunque no me extrañaría nada, que estando en periodo electoral, como estamos, algún frankenstein de bombo y platillo trate de resucitarlo para hacerse con él una selfie…
La calidad en el sector servicios y la profesionalidad mantienen su nivel, gracias sobre todo al esfuerzo realizado en el Centro Comercial Abierto, pero el tejido empresarial es muy débil. Sólo 2.708 personas estaban afiliadas en alta laboral en el Régimen E. Autónomos, en enero de 2014
No voy a mentir diciendo otra cosa que no sea que, debido al armazón social de nuestra ciudad, la tarea de creación de empleo es más que ardua. Pero los linarenses y las linarenses tienen ganas de hacer cosas, de emprender, de trabajar, de sacar adelante sus proyectos. La cuestión es que el contexto en el que coexistimos es prácticamente insoportable. No es una cuestión de carácter o de falta de ganas; Linares lo ha demostrado muchas veces a lo largo de su historia, reinventándose  a sí misma. Lo que necesitamos son facilidades para comenzar y  recursos para continuar.
Desde el partido en que milito, llevamos años proponiendo a nivel nacional el Contrato Único Indefinido.
Este tipo de contrato (único e indefinido) facilitaría una relación a largo plazo entre empleados y empresa, incentivaría las inversiones en formación, simplificaría la maraña de contratos existentes - que sólo dan trabajo a las gestorías - y acabaría con la nociva desigualdad que genera entre unos españoles y otros. No se trata de una idea original de UPyD, sino que es la medida más reclamada por los economistas de todo el mundo especializados en empleo.
Dicho ésto, a nivel municipal, que es de lo que se trata, desde UPyD consideramos que sí se podría ayudar a la generación de empleo con tres medidas:
1.-Reducción del impuesto de actividades económicas.
2.-Reducción de las tasas de licencia de apertura de establecimiento.
3.-Reducción del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras.
Éstas son unos de los exiguos alicientes fiscales que tienen los ayuntamientos para animar a las empresas a instalarse en sus municipios y contribuir así a la generación de empleo, y por tanto, para ayudar a la salida de la crisis. En los últimos años el impuesto de actividades económicas (IAE), no se ha tocado pese a que el PP anuncie a bombo y platillo la reducción de impuestos...
Dentro de este marco fiscal al que hago referencia, UPyD-Linares, potenciará un sistema de bonificación tributaria para aquellas empresas que hayan contribuido a la contratación laboral estable y de calidad.
Otra medida que llevamos en nuestro programa, para fomentar la creación de empleo y la conservación del ya existente en términos de calidad, sería crear aulas infantiles en horario de tarde en los centros cívicos municipales, donde los padres y madres que trabajen puedan confiar a sus hijos e hijas en horario laboral.
Consideramos prioritaria la conciliación familiar como garantía de igualdad de oportunidades, en especial para las mujeres, que suelen ver mermados sus derechos y posibilidades de acceso al mercado laboral.
De igual manera, reduciremos las tasas e impuestos municipales destinados al autoempleo. Con ello, posibilitamos que mujeres y hombres emprendan, independientemente del colectivo profesional al que pertenezcan; siendo conscientes que el tejido económico de nuestra ciudad encuentra en los autónomos un pilar fundamental para el flujo laboral.
Debemos aprovechar las sinergias que posibilita la ubicación del Campus Científico-Tecnológico, para poner en valor los nuevos sectores empresariales económicos y comerciales emergentes. Se trata de una apuesta directa por la Ciudad del Conocimiento. Es primordial que en la ciudad surjan nuevos segmentos empresariales y económicos fomentando y adaptando Linares a la nueva realidad de servicios y productos demandados. Potenciaremos un contexto de inversión, creación de empresa y oportunidades en el marco de las nuevas tecnologías, el I+D+I, las energías renovables y el multilingüismo, como ámbitos en los que nuestra ciudad puede emprender y liderar.
UPyD trabajará para promover la reagrupación de miniproductores en cooperativas sectoriales que permita la eficacia así como la inversión en Investigación Desarrollo e Innovación y el aumento de la competitividad.
Otras propuestas son:
       1.- Rebaja en el coste del suelo industrial.
2.- Crear una Mesa de Trabajo sobre Polígonos Industriales y Empresariales.
3.- Impulsar la finalización del Ramal de Vadollano, para potenciar el Parque Logístico de Santana, como punto neurálgico del sector del transporte de mercancías.
Nuestra ciudad se encuentra rodeada de polígonos industriales y empresariales así como por un Parque Logístico y el Campus Científico-Tecnológico. El desarrollo de los mismos está lastrado por el coste del suelo industrial y  la falta de atractivo que puede suponer invertir en Linares, al no existir una estrategia empresarial o industrial realista por parte del Ayuntamiento. Poseemos los recursos, la materia prima… pero desde el Ayuntamiento, en todos estos años, no han sabido cómo potenciar las posibilidades. ¿Por qué vamos a creerles ahora? Por eso proponemos una estrategia, que debe ser común y participada por los sectores afectados.
Éstas son algunas de las muchas propuestas que UPyD propone para Linares. En nuestro programa se pueden  encontrar más y mejor desarrolladas. Son  medidas transversales, ya que, como antes he explicado; a pesar de que los municipios no tienen competencia directa sobre la materia de empleo, sí que indirectamente pueden colaborar en la creación de puestos de trabajo y el mantenimiento de los ya existentes.
Son propuestas realistas, efectivas e implementables. Propuestas pensadas por gente corriente que rehúye de grandes proyectos y obras descomunales que sólo traen más deuda a nuestras arcas. Son propuestas de gente como tú.

ENRIQUE JAVIER VALDIVIA OCÓN


No hay comentarios:

Publicar un comentario