Sigueme por email

viernes, 24 de febrero de 2012

2012: EL PRINCIPIO DEL FIN 
(24/02/2012) 

          Tan sólo con leer el título te teletransportas al centro mismo de una escena de acción apocalíptica propia de una peli de Ciencia Ficción de serie B. Y aunque según qué aspectos de la realidad analices, a poco que te fijes, te das cuenta de que en verdad no se diferencian tanto... por ahí no van , hoy, los tiros. 

          Augures, magos y profetas vaticinan que el 25 de Diciembre de este año se acabará el mundo, tal y como hoy lo conocemos. Algunos preconizan la destrucción del orbe terráqueo y, por ende, de la raza humana.

          Otros, menos catastrofistas, hablan de cambios drásticos provocados por no sé qué fuerzas telúricas y geodésicas que conjuntadas con tales o cuales astros y planetas harán que todos seamos "GAIA": es decir, hombre y tierra íntimamente conectadas en un fluir de BONDAD INFINITA... -¡no creas que no seduce la idea, aunque sin la cola de los de Avatar, no sé, no sé...!-

          Por otro lado están los que a golpe de coctelera transmutan, como si de piedra filosofal se tratase, la teoría del "eterno retorno" de Nietzsche, junto con la idea de la historia cíclica en espiral (Giambattista Vico) y formulando un algoritmo mágico "¡Voila!" sintetizan la cuadratura del círculo...
          - <<Señoras y señores pasajeros, ocupen sus asientos y abróchense los cinturones porque vamos a despegar hacia una nueva era...>>

          Si tuviera que elegir, me quedaría con esta última, aunque tampoco. Lo que realmente pienso es que los conceptos de cambio de ciclo y crisis van inherentemente unidos. De crisis no os voy a hablar, porque a Noé no está bien mentarle la lluvia, pero de lo otro...

          Ya va siendo hora de apostar por el cambio, pero no me refiero al cambio como alternativa, sino como RUPTURA. Debemos romper con la idea de que todos somos el mismo perro pero con distinto collar. Debemos hollar las conciencias y los corazones de todos los andaluces y andaluzas de bien impregnándolos de ánimo, de esperanza y de certeza.

          La certeza de que este 2012 es el principio del fin del monopolio político. La certeza de que existe otra ALTERNATIVA más allá de la alternativa, y que tiene nombre y apellidos. Se llama UPyD; y su mayor activo son las mujeres y hombres que creemos que "el fin de este mundo" es posible. Eso, es LO QUE NOS UNE.

Enrique J. Valdivia Ocón

         


 




No hay comentarios:

Publicar un comentario